Por: Wilbert Monterroza
Ciudad de San Salvador, El Salvador / El Informe-periodismo científico

“El sueño es un fenómeno complejo de carácter interdisciplinario, por lo cual no debe sorprendernos que no exista una definición única, aceptada por todos”. (Fuente: Fundamentos de Medicina Psiquiatria de Toro 5ta Edicion, Capítulo 27)

Ver el móvil, encender la televisión, tomar té de manzanilla,darse una ducha, poner música relajante y la lista es un suma y sigue de recomendaciones para vencer el terrible insomnio, un tema que tratamos y pueden ver  aquí en su primera entrega en la plataforma EL INFORME.
Durante algunas etapas de la vida el insomnio se vuelve una desagradable compañía nocturna, una que nos genera irritabilidad, desgano en horas diurnas y una sensación de fastidio por no conciliar el sueño en el horario habitual, ¿le suena familiar?.
Y recordando el insomnio por definición: es la dificultad de dormir o la permanencia en ese estado que derive en el bienestar de haber descansado , según las horas y calidad correspondiente  por las diversas edades que el ser humano trasciende en su vida y debemos comprender mejor las etapas del sueño para conocer mejor la condición del insomnio y su contra parte el anhelado descanso de calidad.
¿Etapas del sueño?
“Sólo recuerdo que me tiré en la cama y de después no recuerdo nada, hasta el día siguiente”. ¿Ha dicho usted alguna vez ésta expresión? Yo también, pues en algunas ocasiones, nuestro cuerpo que al sentir la comodidad del colchón, entra en una rápida conciliación, pero, la historia no siempre es así. El sueño pasa por fases:
  • FASE 1: El relajamiento muscular, sensación de adormecimiento sumado a una actividad cerebral ralentizada con la onda alfa, caracterizan, esta primera estación del sueño.
  • FASE 2: Pasados 5-10 minutos desde la sensación de dormitar , la actividad cerebral se hace aún más lenta, aparecen entonces los husos y esta es la señal primaria que la persona ya se encuentra dormida.
Los husos del sueño son explosiones de actividad de frecuencias de alrededor de 12-16 Hz (un gran contraste con las ondas theta más lentas), y ocurren en ráfagas cortas de alrededor de 0.5-1.5 segundos. Se llaman «husos» por la forma que crean cuando se monitorean con un electroencefalograma EEG.
  • FASE 3:  Pasados 30 minutos dese la etapa 1, se pasa entonces a un sueño profundo, donde se manifiestan las ondas  Delta, muy lentes, y en el cuerpo hay un descenso en la temperatura, así como en la presión arterial
  • FASE 4: Sucede después de 90 minutos de quedarse dormido y en esta fase los movimientos son casi nulos y las funciones vitales están reducidas al mínimo, es aquí cuando realmente se descansa, esta fase dura aproximadamente 20-30 minutos.

 

ONDAS CEREBRALES Y EL SUEÑO

Según la Universitat de Barcelona:”Nuestro cerebro produce impulsos eléctricos (potenciales de acción) que viajan a través de nuestras neuronas. Estos impulsos eléctricos producen ritmos que son conocidos como ondas cerebrales. Los impulsos eléctricos son información que viaja de neurona a neurona haciendo uso de cientos de miles de ellas para lograr transportarse y ejecutar una función determinada. La actividad de las ondas cerebrales puede ser observada un electroencefalograma o EEG.

Desde la invención del EEG se han producido numerosas investigaciones que han estudiado la relación entre las ondas cerebrales y los diferentes estados de conciencia. Sabemos que los diferentes patrones de ondas cerebrales se relacionan biyectivamente con diferentes estados de consciencia, tales como concentración intensa, estado de alerta (despierto), sueño profundo, sueños vívidos, somnolencia, relajación, hipnosis, estados alterados de conciencia, etc.

Existen cuatro tipos principales de ondas cerebrales: alfa, beta, theta y delta. A continuación se describen estos diferentes tipos de ondas cerebrales, en orden de mayor a menor actividad”.

Afecciones por la calidad del sueño

El insomnio afecta la sensación de bienestar general,pues aumenta la actividad en el cerebro, se nota un descenso en la retentiva de la memoria, hay evidente irritabilidad, la compresión intelectual se debilita, es más costoso mantener la atención y concentración, por tanto aumenta la ansiedad y sensación de confusión en las actividades del diario vivir.El sueño, en cuanto a duración y calidad no es el mismo a lo largo de la vida, pues este sufre variaciones, por ejemplo la más plena es durante la infancia primera, luego van descendiendo en valores hasta la vejez. A partir de los treinta años, la eficiencia del sueño decae en un 10%, podrían aumentar las horas de estancia en la recámara de descanso, sobre la cama, pero verse disminuidas en calidad de sueño.

El insomnio puede darse por cambios en los horarios de trabajo, los ciclos entonces, de la vigilia son trastocados, obligando a la persona a replantear sus momentos de descanso, además el jet-lag que se produce por traslados geográficos con marcadas diferencias horarios, afecta también el ritmo circadiano, es cuando se refleja insomnio o somnolencia.

En cifras el insomnio se manifiesta en la población general  en un 10% -14 % entre lo que se denomina insomnio crónico y un 20-40% en el insomnio ocasional, siendo el sector femenino el más afectado, así como las personas diagnosticadas con ansiedad y trastorno depresivo. Además en sus consecuencias está el absentismo laboral, también afecta los cuadros con hipertensión arterial,diabetes,tabaquismo, adicción al alcohol y se asocia a un riesgo aumentado de depresión.

Entre los tratamientos, los especialistas aplican métodos farmacológicos y no farmacológicos según sea el cuadro de cada persona, procurando que el paciente adquiera o profundice los hábitos conscientes en su higiene del sueño, para mejorar su situación, sensación de bienestar y salud integral. Por tanto ante el padecimiento de insomnio se recomienda consultar siempre con un médico para seguir , con base a estudios y diagnóstico el método que el galeno considere adecuado para la mejoría en el proceso diario del descanso, un tema aparentemente trivial, pero para muchísimas personas, representa horas de incomodidad, es pues recomendable consultar pronto al médico y exponer el cuadro que está impidiendo caer plácidamente en los brazos de Morfeo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *