HABLEMOS DEL INSOMNIO (1°ENTREGA)

Por: Wilbert Monterroza
Ciudad de San Salvador / El Informe-periodismo científico

Los adultos, requieren entre 7 y 8 horas de sueño diario para su bienestar en general, sin embargo cuando se padece de insomnio y mala calidad de descanso, eso afecta la salud a corto y largo plazo.

A lo largo del año, hay muchas fechas conmemorativas de causas importantes, como el día de la niñez, medio ambiente, las personas que se dedican a la enfermería y una larga lista de días designados, que están precisamente para recordarnos circunstancias, profesiones, e incluso tragedias que  se deben tener en cuenta, y si usted no lo sabía, también hay un día mundial del sueño, esa se celebra cada viernes antes del Equinoccio Vernal de Primavera, esto según el sitio web que conmemora esta actividad.

Insomnio: Definición y causas

Al referirnos al insomnio, estamos hablando de un trastorno del sueño que se manifiesta de forma frecuente, causa dificultad para dormir o mantenerse. Además según la clínica Mayo:  ” Puede hacer que te despiertes demasiado temprano y no puedas volver a dormirte. Es posible que sigas sintiéndote cansado cuando te despiertes. El insomnio no solo puede minar tu energía y estado de ánimo, sino que también puede afectar tu salud, desempeño laboral y calidad de vida”. La denominación de insomnio proviene del latín ´insomnium´  que significa vigilia, falta de sueño a la hora de dormir. 

Entre las causas generales del insomnio se pueden mencionar estrés o eventos desagradables que generan inquietud y este puede manifestarse de forma aguda aunque solo algunos días.  Esto genera que la persona que lo padece, esté inquieta, irritable, ansiosa y que esté pendiente del reloj, lo cual aumenta la incomodidad de no conciliar el descanso.

Desde que un humano nace hasta la  edad adulto- mayor, sus horas de sueño varían:

  • Recién nacidos (0-3 meses): deben dormir entre 14-17 horas al día, aunque se considera como  aceptable que este tiempo pueda ser de 11 a 13 horas. Pero no debe superar las 18.
  • Bebés (4-11 meses): su tiempo de sueño se sitúa entre las 12 y 15 horas. No debería ser inferior a 11-13 horas, ni superar las 16-18.
  • Niños pequeños (1-2 años): no deberían dormir menos de 9 horas y más de 15 ó 16, por lo que este caso la recomendación de tiempo de sueño diario se sitúa en 11-14 horas.
  • Niños en edad preescolar (3-5 años): el tiempo ideal dedicado a dormir es de 10-13 horas, pero no debe ser inferior a 7 ni superior a 12.
  • Niños en edad escolar (6-13 años): en este caso el tiempo de sueño necesario se reduce a 9-11 horas.
  • Adolescentes (14-17 años): lo más adecuado es que duerman de 8,5 a 10 horas diarias.
  • Adultos más jóvenes (18 a 25 años): su tiempo óptimo de sueño es de 7-9 horas al día.
  • Adultos (26-64 años): se mantiene el mismo rango de necesidades de sueño que en el caso anterior.
  • Personas mayores (más de 65 años): lo más saludable para ellos es que el sueño ocupe 7-8 horas al día. Aunque,es frecuente que la calidad del sueño se vea reducida.
  • Esta tabla según los especialistas de grupo Sanitas
Calidad de sueño

Muchas personas suelen dormir y no tener calidad de sueño o su descanso se ve interrumpido debido a factores tales como :

–Exposición lumínica: Es común que pasemos expuestos a la luz proveniente de dispositivos electrónicos y estar expuestos a ellos antes del horario de descanso, genera un retraso en en núcleo supraquiasmático y consigo la melatonina la cual es una hormona elaborada por la glándula pineal (órgano diminuto ubicado cerca del centro del cerebro). La melatonina ayuda a controlar el ciclo de sueño del cuerpo y es un antioxidante. También se produce en el laboratorio y se vende como un suplemento.

Durante el sueño REM ( Rapid eyes movement/movimiento rápido de los ojos) ,el cerebro y el organismo se energizan y es cuando se sueña.Se considera que el sueño REM participa en el proceso de almacenamiento de recuerdos y aprendizaje y también ayuda a equilibrar el estado de ánimo,si bien no se entienden bien los mecanismos exactos.El sueño REM se inicia en respuesta a las señales enviadas desde y hacia diferentes regiones del cerebro. Las señales se envían a la corteza cerebral, que es la responsable del aprendizaje, el pensamiento y la organización de información. También se envían señales a la médula espinal para detener los movimientos, lo que crea una incapacidad temporal de mover los músculos ("parálisis") de los brazos y las piernas. (Fuente: National Institut of Child Health 
Ruido ambiental : Estar cerca de lugares donde hallan altos niveles de sonidos nocturnos como: tráfico, aeropuertos, discotecas, reuniones religiosas, fiestas;sin duda afectará la capacidad de conciliar el sueño tanto como la calidad del mismo, esto repercutirá en ansiedad, irritación, entre otros que impedirán descansar con calidad.

–Temperatura ambiental: Una habitación muy fría o muy cálida harán que dormir sea difícil, el rango ideal para descansar oscila entre los 18° a 21° centígrados.   Según la revista de Neurología.com  “El sueño REM es más sensible a alteraciones relacionadas con la temperatura que el sueño no REM, ya que el ser humano tiene una mínima capacidad de termorregulación durante el sueño REM Esta falta de termorregulación en el sueño REM provoca una ausencia de respuesta (ni sudoración, ni temblor), lo que hace que ante temperaturas extremas, el individuo se despierte”.

 

 

Para Hernando Pérez Díaz, coordinador del grupo de estudios de trastornos de la vigilia y sueño de la Sociedad Española de Neurología ,”Existen tres aspectos para determinar si alguien tiene o no calidad de sueño: la continuidad, la duración y profundidad. Dormir es un proceso fisiológico de gran importancia para la vida y la integridad en la salud humana y el accionar del sistema nervioso”.

 

Recomendaciones:
  • Trate de dormir a la misma hora, así como levantarse a la misma hora.
  • Procure dormir sin contaminación de luz,ruido y que su habitación sea fresca y ventilada.
  • Evite exponerse a dispositivos móviles al menos dos horas antes de dormir.
  • Hacer actividad física como caminatas o correr serán de gran ayuda.
  • No se auto medique, consulte con su médico si padece de insomnio.
  • Evite alimentos pesados o muy condimentados antes de dormir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *