Por: Wilbert Monterroza

Ciudad de San Salvador, El Salvador/ EL INFORME-periodismo científico

Lavarse las manos, los dientes, bañarnos adecuadamente entre otras medidas de higiene, nos son enseñadas desde las edades tempranas, pero, ¿por qué en estos momentos esas prácticas elementales son vitales ante la pandemia del coronavirus?

Debemos empezar por comprender que en el ambiente hay microorganismos que pueden dañar nuestra salud, algunos levemente y otros podrian ser mortales, por eso la higiene, cuya palabra del francés hygiène significa salud  tiene por fin la prevención de  enfermedades, la limpieza y el cuido ambiental o personal donde los humanos nos desarrollamos y coexistimos.

La higiene podemos categorizarla entre pública , la que se ocupa de los espacios publicos, como lo que hacen las alcaldías al barrer, recolectar desechos sólidos, fumigar, etc. Y la privada que es la responsabilidad de cada persona para consigo misma y su casa o entorno laboral , ambas con el mismo fin, preservar la salud, evitar infecciones por insalubridad o rezago de desechos.

Todos los días, realizamos alguna acción que nos conlleva a “limpiar” ya sea nuestro cuerpo o nuestro entorno, esta práctica casi automatizada que hacemos a diario, tiene un potente efecto, sin el cual , la humanidad se vería gravemente afectada con diversas infecciones  que mermaran a nuestro mundo actual. Por tanto las medidas de higiene para la organización mundial de la salud (OMS) son muy importantes, esto va desde el acceso al agua potable, elemento esencial de limpieza, hasta productos químicos que permiten librarnos de agentes infecciosos.

3 de cada 10 personas (2100 millones de personas) carecen de acceso a agua potable y disponible en el hogar, y 6 de cada 10 (4500 millones), carecen de un saneamiento seguro en todo el mundo. Son datos extraídos del informe de la OMS y el UNICEF titulado :”Progresos en materia de agua potable, saneamiento e higiene: informe de actualización de 2017 y evaluación de los ODS”

(Fuente: OMS)

 

Los enjuagues bucales, los desinfectantes para piso, los jabones de mano y de baño, son ejemplos de productos que persiguen un mismo objetivo: Profundizar la higiene.

El coronavirus COVID-19 es la enfermedad infecciosa causada por el coronavirus que se ha descubierto más recientemente. Tanto el nuevo virus como la enfermedad eran desconocidos antes de que estallara el brote en la región de  Wuhan en China a finales del 2019, ante esto la OMS ha ordenado intensificar medidas de higiene como:

  • Lavarse las manos con agua y jabón o alcohol gel
  • Mantener distancia de 1 a 2 metros
  • No toser o estornudas cerca de otras personas, pues el virus se transmite por las gotículas que se dispersan de una persona a otra.
  • Distanciamiento o confinamiento social preventivo

 

¿Pero que hay en el uso del jabón que le hace tan efectivo frente a este virus que se ha propagado a nivel mundial y por tanto es considerada  una pandemia ?

infografía hecha por : Por Jonathan Corum y Ferris Jabr

A nivel molecular el jabón está conformado por   moléculas en forma de alfiler,  las cuales tiene una cabeza hidrofílica es decir se enlaza con facilidad al agua y una cola hidrofóbica, que evade el agua y prefiere vincularse con aceites y grasas.  Por su parte el virus en mención, como otras bacterias tienen envoltorios lípidos de microbios, en el proceso de lavado de manos las colas hidrofóbicas de jabón, intentan evadir el agua y se introducen en las envolturas del virus, desestabilizando su sistema a la fuerza y dejando sin efecto al virus, por eso el lavado de manos con jabón es tan importante,ya que el virus puede permanecer en distintas superficies que podemos tocar con las manos, los microorganismos permanecen en ellas y luego nos podemos tocar la boca, la nariz o los ojos y el virus se ha introducido a nuestro cuerpo.

Por eso lavarse las manos constantemente, evitar tocarnos la boca, nariz o los ojos y permanecer en casa, es decir evitar aglomeraciones, como otras medidas de higiene, ya sabidas, son hoy tan importantes para la contención del COVID-19.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *